24 julio 2001

DICE WAN; ESTA SEMANA HUBO MÁS MUERTES EN BANGLADESH Y COLOMBIA


Un total de 33 periodistas y otros trabajadores de los medios han sido asesinados en lo que va de 2001, en "una epidemia de asesinatos en Latinoamérica y Asia", dice la Asociacion Mundial de Periodicos (WAN). Once de los asesinatos ocurrieron en Latinoamérica, ocho de ellos tan solo en Colombia. En Asia, nueve periodistas han sido asesinados en este año, cinco de ellos en Filipinas.

"Aunque el número de periodistas muertos en guerras descendio a comparacion de los años anteriores, hay un perturbador aumento en lo que parecen ser ataques punitivos", dice la WAN. "Esto es cierto en Colombia, el lugar más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, y en Filipinas, donde los separatistas pueden ser responsables de algunos de los asesinatos de este año. Pero también es cierto en el corazon de la Union Europea: en España, donde los terroristas vascos han estado atacando a periodistas". WAN informa que también se ha asesinado a periodistas y otros trabajadores de los medios en Argelia, México, Angola, Bangladesh, China, Costa Rica, Francia, Indonesia, Iraq, Kuwait, Macedonia, Nigeria, Paraguay, Serbia, Somalia, Tailandia y Ucrania.

Los 33 periodistas muertos en lo que va del año son un aumento con respecto a los 30 asesinados en el mismo periodo del año pasado. En total, 53 periodistas fueron muertos en 2000, según las cifras de WAN. Las cifras de medio año son sustancialmente menores con respecto a los 43 muertos en el mismo periodo en 1999, cuando las guerras en Yugoslavia y Sierra Leona elevaron el total. Para obtener más informacion, vea www.wan-press.org.">http://www.wan-press.org">www.wan-press.org.">http://www.wan-press.org">www.wan-press.org.">http://www.wan-press.org">www.wan-press.org.
Desde que WAN publico estas cifras la semana pasada, han ocurrido otros dos asesinatos. El 22 de julio, la policía en Bangladesh recobro el cuerpo mutilado de Ahsan Ali, corresponsal del periodico "Dainik Jugantor" en Rupganj, informan Media Watch (MW) y Reporteros sin Fronteras (RSF). Ahsan desaparecio al salir de su casa el 20 de julio. Su asesinato puede estar vinculado a una disputa de tierras con un pariente, señalan MW y RSF. Sin embargo, según su esposa, cinco días antes de su muerte, Ashan había sido amenazado por Meher Ali, un dirigente local del movimiento Chattra Dal, el ala estudiantil de la Liga Awami, informa RSF. Desde el 10 de julio, al menos otros dos periodistas han sido atacados por miembros de la Liga Awami (que detento el poder hasta el 16 de julio) o su ala estudiantil, agrega RSF. La organizacion está pidiendo al Gobierno mostrar antes de las elecciones de octubre a los activistas políticos que no pueden atacar impunemente a los profesionales de los medios.

Mientras tanto, sigue en aumento el sorprendente número de trabajadores de los medios muertos en Colombia. El 16 de julio, el líder comunitario y difusor Eduardo Estrada Gutiérrez fue asesinado en San Pablo, sur de Bolívar, en el oriente de Colombia, según la Fundacion por la Libertad de Prensa (FLIP) y el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS). Fue atacado a tiros por desconocidos cuando se dirigía en compañía de su esposa hacia su casa, luego de haber asistido a una reunion familiar, informa IPYS. Estrada Gutiérrez, de 53 años, trabajaba como presidente de la Asociacion para el Desarrollo de la Comunicacion y la Cultura de San Pablo (Adecosan) y estaba trabajando para construir una emisora comunitaria, informan FLIP e IPYS. Varias personas que viven en la zona creen que los asesinos son miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia, conocidos como paramilitares de extrema derecha, dice el IPYS.