Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP)

Guía de la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos


Disponible en:

English Français Español


Información básica sobre la actual Corte Africana de Derechos Humanos: la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos

La idea de fundar una Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos no es nueva. En 1961, la Comisión Internacional de Juristas propuso por primera vez una corte africana de derechos humanos durante una conferencia en Nigeria. Intervenir en la operación de un Estado basándose en los derechos humanos no era algo que le cayera bien a muchos países de la Organisation of the African Union (ahora la African Union -AU, Unión Africana -UA). Sin embargo, la independencia y creación de naciones y soberanías remplazaron las preocupaciones por los derechos humanos durante el período post colonial. No fue sino hasta enero de 2004 que la Corte fue finalmente establecida a través del Protocolo de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos para la Creación de una Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (Protocol to the African Charter on Human and Peoples’ Rights on the Establishment of an African Court on Human Rights), de aquí en más llamado el protocolo de creación (the establishment protocol). Los 11 jueces de la Corte fueron designados en el 2006 por un período de seis años. En los primeros seis años de la Corte los mandatos son más cortos: dos años para los primeros cuatro jueces electos y cuatro años para los segundos jueces electos. Cada Estado de la UA puede nominar un máximo de tres candidatos, dos de los cuales deben ser naturales del país. A partir de estos candidatos, los miembros del Consejo Ejecutivo de la UA seleccionan los jueces de la corte.

La Corte fue creada en respuesta a las limitaciones que enfrentaba la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos en su propósito de proteger y defender los derechos humanos, sobretodo por su falta de autoridad para hacer aplicar la ley. En vez de reemplazar a la Comisión, la Corte fue creada para complementar y reforzar el trabajo de la Comisión. A diferencia de la Comisión, que se aplica a todo país de la UA que haya avalado la Carta, la Corte solo se aplica a los países que hayan avalado el protocolo de creación. Mientras que los 53 Estados de la UA han ratificado la Carta, para el primero de mayo de 2010, solo 25 habían avalado el protocolo de creación.


Información básica sobre la propuesta de una nueva Corte de derechos Humanos: la Corte Africana de Justicia y Derechos Humanos

En julio de 2004, tan solo seis meses después del establecimiento de la Corte, la UA decidió que la misma debía fusionarse con la Corte Africana de Justicia (African Court of Justice) para convertirse en la Corte Africana de Justicia y de Derechos Humanos (African Court of Justice and Human Rights). La Corte de Justicia fue adoptada en el protocolo de 2003, con la idea de que fuese el principal mecanismo legal de la UA. Entre otras funciones, supervisaría las decisiones tomadas por organizaciones regionales económicas inter-estatales, e interpretaría la ley internacional y las normas adoptadas por la Unión. La Corte de Justicia, en la espera de la fusión de cortes, aún no ha comenzado sus operaciones.

Esta potencial fusión es un inicio confuso para el establecimiento de un órgano capaz de hacer cumplir las recomendaciones que aseguren los derechos humanos. Existe el temor de que luego de la fusión, temas como la independencia de algunos países u otras disputas dejen en segundo plano las violaciones a los derechos humanos. Sin embargo, la fusión es positiva desde un punto de vista económico, ya que permitiría invertir capital en la búsqueda de los responsables de violaciones a los derechos humanos; la Corte evitaría también el duplicado innecesario de documentos (copias para la Corte de Justicia y para la Corte de Derechos Humanos y de los Pueblos).

La Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos va continuar con sus operaciones hasta que la fusión de cortes la reemplace en el 2013. La fusión fue decidida fundamentalmente por la eficiencia y el ahorro de costos que implicaría, aunque también se ha tenido en cuenta que significaría un organismo menos al que la UA tendría que supervisar. La actual Corte de derechos humanos tiene su sede en Arusha, Tanzania, donde la fusión de cortes también estará ubicada.

La Corte de Justicia y de Derechos Humanos estará conformada por 16 jueces, ocho de los cuales deben ser expertos en derechos humanos. La Corte Africana de Justicia y de Derechos Humanos fue establecida por los Estatutos de la Corte Africana de Justicia y de Derechos Humanos, también llamado el protocolo de fusión. Al menos 15 Estados de la UA deben ratificar este protocolo para que la Corte entre en funcionamiento. Para el primero de mayo de 2010, 21 Estados habían firmado el protocolo de fusión, pero solo dos lo habían ratificado.

En términos de la aplicación de los derechos humanos, la Corte de Justicia y de Derechos Humanos actuará de forma similar a la Corte de Derechos Humanos y de los Pueblos. Esta guía se refiere a la actual Corte de Derechos Humanos y de los Pueblos, a menos que se indique lo contrario.


¿Cómo interviene la Corte en casos de abusos a los Derechos Humanos?

Así como la Comisión, la Corte de Derechos Humanos y de los Pueblos decide si la presentación de una delegación cumple ciertos requisitos antes de decidir si escuchará el caso. De forma similar a sus predecesoras, la Corte tiene la capacidad de resolver conflictos de forma amistosa, siempre que ambas partes estén dispuestas a ello. Si una resolución amistosa falla, el caso entra en su etapa de litigio. La Corte a veces proporciona representación legal gratuita en casos donde “el interés de la justicia lo requiere”. En el período previo a la toma de una decisión, la Corte tal vez demande que el Estado adopte medidas provisionales para evitar daños irreparables a los individuos en cuestión. Por ejemplo, la Corte puede ordenar a un Estado, como medida provisional, la no ejecución de una supuesta víctima de una violación a los derechos humanos.

La Corte puede reunir su propia evidencia en un caso enviando una misión al lugar donde la violación de derechos haya tomado lugar. Además, el protocolo de la Corte permite que “expertos” testifiquen en casos, lo que podría tal vez incluir a representantes de una organización. Para interpretar la ley, la Corte se refiere a la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, así como a cualquier otro instrumento legal de los derechos humanos, incluyendo aquellos de la ONU que hayan sido ratificados por el Estado en cuestión. Los documentos de la Corte estarán disponibles en los cuatro idiomas de la UA (árabe, inglés, francés y portugués) y los procedimientos se pueden llevar a cabo en cualquiera de estos idiomas. Las sesiones de la Corte son públicas, exceptuando “circunstancias excepcionales” como amenazas de muerte contra algún testigo, o temas que amenacen la seguridad nacional.

Al emitir su fallo en un caso, la Corte puede ordenar las indemnizaciones que considere apropiadas. Estas indemnizaciones pueden consistir, por ejemplo, en la orden de revocar o cambiar una ley, o en una compensación económica para las víctimas. A diferencia de la Comisión, donde no hay límite de tiempo para tomar una decisión, la Corte tiene 90 días luego de concluidas las deliberaciones, para emitir su juicio. Por otra parte, las sentencias pueden estipular un plazo determinado en el que los Estados deban implementar tales indemnizaciones. Las sentencias de la Corte Africana no se pueden apelar, aunque los casos pueden ser revisados si nueva evidencia es encontrada y presentada.

Mientras que la Comisión no tiene mecanismos de seguimiento, el Consejo Ejecutivo de la Unión Africana tiene la obligación de controlar que las decisiones de la corte se implementen. Cuando se descubre que un Estado no cumple con las mismas, el Consejo Ejecutivo deberá recomendar sanciones, que pueden incluir por ejemplo el bloqueo del comercio y de rutas con el exterior.


¿Cómo protege la Corte la libertad de expresión?

La Corte está encargada de hacer respetar la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. El artículo 9 de la misma indica que:

1. Todo individuo tendrá derecho a recibir información.
2. Todo individuo tendrá derecho a expresar y difundir sus opiniones, siempre y cuando respete la ley.

Además, la Corte también podrá aplicar cualquier otra declaración o mecanismo que el Estado llevado ante la corte haya ratificado, incluyendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Ambos protegen el derecho de la libertad de expresión y de la prensa. Los pactos o tratados firmados por el país que se refieran a derechos humanos específicos pueden ser de utilidad a la hora de tomar acciones legales. Por ejemplo, la Convención por la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer protege el acceso de las mujeres a los medios.


¿Quiénes pueden ser llevados ante la Corte?

Así como en la Comisión, son los Estados, y no individuos o líderes, los que son considerados responsables por una violación a los derechos humanos. Si bien los casos pueden mencionar los nombres de miembros del gobierno responsables por el abuso, es el Estado el que está obligado a implementar las reparaciones dictaminadas por la Corte. Cuando un gobierno ha sido reemplazado, el que está en el poder asume la responsabilidad por las violaciones cometidas por el régimen anterior.

Solo Estados que hayan ratificado el protocolo de creación pueden ser llevados ante la Corte. Para ver qué Estados han ratificado este protocolo, haga clic aquí. Cuando la Nueva Corte Africana de Justicia y de Derechos Humanos reemplace a ésta Corte, solo aquellos Estados que hayan ratificado el protocolo de fusión estarán bajo la jurisdicción de la Corte. Para ver qué Estados han ratificado el protocolo de fusión, haga clic aquí.


¿Quiénes pueden presentar un caso ante la Corte?



¿Cuál es la relación entre la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y la Corte Africana?

La Comisión Africana ha creado una serie de normas provisionales para guiar su relación con la Corte Africana. Las normas provisorias de la Comisión indican que la misma va a referir casos a la Corte cuando el Estado en cuestión no haya tomado las acciones correspondientes para cumplir con sus recomendaciones. Cuando un Estado se niega a tomar las mediadas provisionales de la Comisión, la misma también enviará el caso a la Corte. Si en cualquiera de estas situaciones el caso fue presentado por un demandante, la Comisión le va a pedir permiso para acercar el caso a la Corte. De acuerdo a las normas provisionales, la Comisión también referirá a la Corte cualquier caso que “constituya una seria y fuerte violación a los derechos humanos”. En todos los casos que se refieran a la Corte es necesario que el Estado haya ratificado el protocolo de creación de la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.


¿Cómo pueden hacer uso de la Corte las organizaciones?

Llevando casos a la Corte
Las organizaciones deben primero asegurarse de que el Estado en cuestión haya permitido que ONG o individuos hagan pedidos de escucha a la Corte (véase: ¿Quiénes pueden presentar un caso ante la Corte?). Además, el caso debe cumplir con los siete requisitos del artículo 56 de la Carta Africana, que estipula que todo recurso doméstico ha sido usado, y que el caso no esté en otras cortes regionales u internacionales, entre otros. (Para obtener más información, vea la descripción de IFEX de estos siete requerimientos en la Guía de Cómo enviar una queja a la Commission.) Asimismo, los demandantes deben asegurarse lo siguiente:

Pidiéndole a partes autorizadas que presenten casos ante la Corte
Incluso cuando las organizaciones no tengan acceso directo según la sección 34(6) del protocolo de creación, pueden intentar hacer escuchar sus casos de las siguientes maneras:


¿Ha dictaminado un fallo la Corte alguna vez?

La Corte ha fallado una sola vez, en diciembre del 2009. Un individuo llamado Michelot Yogogombaye presentó una petición que alentaba la desestimación de otro caso presentado ante la Corte, donde el gobierno de Senegal acusaba al ex presidente de Chad Hissein Habre; se estima que Habre es supuestamente responsable de 40.000 casos de asesinatos políticos y 200.000 casos de tortura durante sus ocho años en el poder. Se cree que Yogogombaye era ministro durante el gobierno de Habre. La Corte rechazó el caso de Yogogombaye basándose en que Senegal aún no ha ratificado la Corte para escuchar casos presentados por individuos u organizaciones, como lo indica la sección 34(6) de la Carta.


¿Cuáles son las principales deficiencias de la Corte Africana?


1. Abundan las dudas sobre si la Asamblea General de la UA va a aplicar las recomendaciones de la Corte, llevando a cabo las sanciones correspondientes. De acuerdo con el analista George Mukundi Wachira, el historial de la UA muestra que está dispuesta a aplicar sanciones a Estados pequeños como Togo, pero a no hacerlo con Estados influyentes o con “amigos poderosos”. Por ejemplo, la UA no impuso sanciones a Sudán pese a las atroces violaciones a los derechos humanos que se cometieron a lo largo de muchos años.

2. A diferencia de otras cortes de derechos humanos como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el protocolo de la Corte deja al Estado la decisión de si individuos y/u organizaciones pueden presentar casos en su contra. Solamente dos Estados han permitido a individuos y organizaciones el presentar casos ante la Corte, por lo que los pleitos contra todos los demás Estados solo pueden ser presentados por otros Estados miembro, organizaciones inter-estatales, la Comisión o instituciones de defensa de derechos humanos nacionales. Para que la Corte se convierta realmente en un árbitro relevante de los derechos humanos, las víctimas deberían tener permitido el poder hacer llegar sus casos a la misma.


¿Qué pueden hacer las organizaciones para fortalecer la Corte Africana?


Fuentes y enlaces de utilidad

Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos:
http://www.achpr.org/english/_info/charter_en.html

Protocolo de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos para la Creación de una Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (protocolo de creación):
http://www.africa-union.org/root/au/Documents/Treaties/Text/africancourt-humanrights.pdf

Protocolo de los Estatutos de la Corte Africana de Justicia y de Derechos Humanos (protocolo de fusión):
http://www.africa-union.org/root/au/Documents/Treaties/list/Protocol%20on%20Statute%20of%20the%20African%20Court%20of%20Justice%20and%20HR.pdf

Sitio web oficial de la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos:
www.african-court.org

Coalition for an Effective African on Human and Peoples’ Rights (Coalición por una Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos Efectiva):
http://www.africancourtcoalition.org/

Guía a la Corte Africana (Coalition for an Effective African Court on Human and Peoples’ Rights):
http://www.africancourtcoalition.org/content_files/files/Publication4.pdf

Wachira, George Mukundi. “African Court on Human and Peoples’ Rights: Ten years and still no justice” (Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos: Diez años y aún no hay justicia) Minority Rights Group International (Grupo Internacional por los Derechos de las Minorías):
http://www.unhcr.org/refworld/pdfid/48e4763c2.pdf

10 claves para entender y hacer uso de la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (FIDH):
http://www.fidh.org/IMG/pdf/COUR_AF_ANGLcadre.pdf


Revisado por

Fatou Jagne-Senghore, Africa Programme Officer Senegal, ARTICLE 19