Las alertas de IFEX

Cómo informar de demandas de difamación


No todas las demandas por difamación son violaciones de libertad de expresión. Una demanda por difamación es una violación de libertad de expresión solamente si cumpla por lo menos una de las condiciones siguientes y la manera en que se cumple la condición debe ser explicada de forma muy clara en la alerta:

a) Se han formulado cargos criminales de difamación contra la persona, y la sanción para dicha infracción en su país incluye encarcelamiento; IFEX considera que ofensas de difamación nunca deben ser castigados con encarcelamiento, sea lo que sea la gravedad de la difamación.

b) El castigo solicitado o impuesto (sea una multa, prohibición de ejercer la profesión, etc.) es bastante desproporcionado en relación con la magnitud de la ofensa.

c) El castigo solicitado o impuesto es tan grande que va a quebrar al medio o hacer que el periodista no puede ejercer su profesión.

d) El contenido supuestamente difamatorio de lo publicado o emitido es verdad (porque en una democracia, uno puede decir la verdad, aún si la revelación de la verdad es dañino a la reputación de alguien). Anota: hay algunos límites sobre eso, dado que la publicación de ciertas fotos o información, especialmente si fue obtenido de forma ilegal, puede violar el derecho legal a la intimidad que tiene cualquier persona.

e) El medio o el periodista tuvo razón para creer que la información sobre la persona supuestamente difamada era verdad (aunque más tarde se comprobó que no la era), dado la confiabilidad de la fuente de información y dado que varias fuentes creíbles habían dado la misma información.

f) La demanda civil o cargos criminales por difamación son políticamente motivados y dirigidos a evitar que el medio o el periodista critiquen el gobierno.

g) Un medio crítico de las autoridades es sometido a una demanda por difamación por haber dicho la misma cosa que varios medios dijeron, sin ser sometidos al mismo trato.