26 agosto 2005

CRECIENTE OFENSIVA CONTRA PERIODISTAS INDEPENDIENTES


Los periódicos privados de Chad están esta semana en un apagón informativo para atraer la atención internacional a lo que llaman una creciente ofensiva sobre la prensa independiente y la "paralizante
dictadura" del presidente Idriss Déby, tras el encarcelamiento de cuatro reporteros en los últimos 12 meses.
Desde el 22 de agosto de 2005, ocho periódicos privados dejaron de publicar y varias estaciones de radio privadas cortaron las transmisiones de noticias para protestar por el encarcelamiento de
Ngaradoumbé Samory, Garondé Djarma, Sy Koumbo Singa Gali y Michaël Didama.
Los periodistas fueron sentenciados por incitar al odio y difamar al presidente a causa de artículos que criticaban a Déby y mencionaban conflictos en la región oriental de Chad.

Los encarcelamientos provocaron que Journaliste en danger (Periodista en Peligro, JED), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los
Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF) exigieran la liberación inmediata de los periodistas y expresaran inquietudes acerca de la libertad de prensa en el país.
Samory, el editor del semanario privado "L'Observateur", fue sentenciado el 18 de julio a tres meses de cárcel y multado con 100,000 francos
centroafricanos (USD 180) por publicar una carta abierta al presidente que criticaba el tratamiento del Gobierno a la etnia minoritaria Kreda. Se pidió a Samory revelar la identidad del autor pero se negó a hacerlo.
Djarma fue sentenciado a cuatro años de cárcel por escribir un artículo en "L'Observateur" que criticaba una enmienda constitucional de julio que permite a Déby ser elegido por un tercer periodo. Djarma fue multado también con 1.2 millones de francos centroafricanos (USD 2,140).

EL 15 de agosto, Gali, director de publicación de "L'Observateur", fue sentenciado a un año de cárcel multado con 200,000 francos centroafricanos (USD 380) por publicar una entrevista con Djarma en la
que acusaba a los miembros "janjaweed" árabes del Gobierno de Chad de conspirar para silenciarlo debido a su cobertura del conflicto entre árabes y africanos negros en la vecina provincia de Darfur en Sudán.
Mientras tanto, Didama, el director de publicación del semanario privado "Le Temps", está siendo procesado por publicar en mayo informes acerca de una supuesta masacre de civiles en la región oriental de Chad y
supuestas actividades rebeldes antigubernamentales en la misma región.
Los periodistas de Chad dicen que el Gobierno de Déby se ha vuelto cada vez más represivo con los medios privados, que han sido en su mayor parte críticos con las ambiciones del presidente de un tercer periodo.

Visite estos vínculos:
- JED: http://www.jed-afrique.org/full_view.php?id_alerte=409- CPJ: http://www.cpj.org/news/2005/Chad15aug05na.html- RSF: http://www.rsf.org/article.php3?id_article=14649- FIP: http://www.ifj.org/default.asp?Index=3308&Language=FR- Reuters: http://tinyurl.com/83qgl- Amnistía Internacional: http://tinyurl.com/aptvb

Chad
 
Más sobre Chad