9 enero 2001

PERIODISTAS DE TV HACEN HUELGA POR INTERFERENCIA POLÍTICA


El nombramiento de un nuevo y polémico gerente general para la TV pública checa y el subsecuente despido de periodistas provoco una huelga por parte de los periodistas de la estacion así como protestas del World Press Freedom Committee (Comité Mundial por la Libertad de Prensa, WPFC), la Federacion Internacional de Periodistas (FIP), Reporteros sin Fronteras (RSF), Freedom House (Casa de la Libertad) y del International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI). Los acontecimientos sacudieron el país, que se libero hace tan solo una década de controles de prensa al estilo soviético. La FIP llama a la huelga un "momento de la verdad", mientras el WPFC dice que la situacion es "una mancha negra para la libertad de palabra y libertad de prensa".

Jiri Hodac fue nombrado gerente general de la television checa el 12 de diciembre. Se le identifica muy de cerca con el derechista Partido Cívico Democrático que ejerce una considerable influencia sobre el gobierno minoritario Socialdemocrata. Según FIP, nueva de los 13 miembros administrativos de la estacion se rebelaron y pidieron a Hodac su renuncia. Él respondio con el despido de cuatro de ellos. Después del nombramiento de un director de noticias que también está asociado con el Partido Cívico Democrático, 20 empleados editoriales fueron despedidos.

"Además de purgar periodistas por bases obviamente políticas, Jiri Hodac siguio con la direccion de programacion de noticias tendenciosa", dice el WPFC. Señala por ejemplo que la transmision de una declaracion del Ministro de Cultura, que anteriormente había pedido la renuncia de Hodac, fue cortada. Según RSF, entre las demandas de los periodistas disidentes están la renuncia del gerente general y el director de noticias, nombrados recientemente, junto con una revision parlamentaria de las condiciones para nombrar la direccion de la estacion. RSF exhorto al Parlamento a escuchar las inquietudas de los periodistas. La FIP dio su "pleno apoyo" a la huelga de los periodistas y trabajadores de los medios, mientras WPFC pidio que se restaure la independencia de la television pública checa. El IPI está apoyando los llamados por que el Consejo de Television Checa, que fue responsable por el nombramiento de Hodac, sea reemplazado por un organismo cuyos miembros sean propuestos por grupos cívicos y profesionales, y no por políticos.