13 julio 2007

CARICATURISTA SUDAFRICANO RECIBE PREMIO DE CRNI


El Premio al Valor en Caricatura Editorial anual de la Cartoonists Rights Network, International (Red de Derechos de los Caricaturistas, Internacional, CRNI) fue concedido a Jonathan Shapiro de Sudáfrica el 6 de julio de 2007 en una cena en Washington, D.C.

Shapiro, de Ciudad del Cabo, incurrió e una demanda por difamación por USD 2 millones de parte del ex vicepresidente Jacob Zuma, ahora vicepresidente de del Congreso Nacional Africano, con caricaturas acerca del reciente testimonio de Zuma en su reciente juicio. Zuma, un expresidente del Consejo Nacional del SIDA, fue absuelto de un cargo de violación, pero encolerizó a los educadores del tema de VIH/SIDA al testificar que minimizó el riesgo de ser infectado por una mujer seropositiva con un baño.

Shapiro -- usando el nombre profesional de Zapiro -- respondió con nuevas caricaturas acerca del juicio, que publicaron tres periódicos. Shapiro, que ha sido caricaturista político más de dos décadas, fue detenido sin juicio por sus actividades contra el apartheid en los ochenta.

Visite estos vínculos:
- CRNI: http://tinyurl.com/2aty88- Libros que recopilan el trabajo de Shapiro: http://tinyurl.com/2eytjp- Artículo en Wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Zapiro(10 de julio de 2007)



 
Más sobre Internacional
  • Los periodistas, la pesadilla de la mafia

    Los poderosos grupos de la mafia no conocen fronteras y poco les importan los límites que impone el Estado de derecho en las democracias. Cuando se enfrentan a las mafias, los periodistas –muy vulnerables y con escasos recursos– no tienen muchas opciones: callar o arriesgar la vida suelen ser sus únicas alternativas.

  • Acoso en línea a periodistas: cuando los trolls arremeten contra la prensa

    En su nuevo informe, RSF muestra la magnitud de una nueva amenaza que enfrentan los periodistas: el acoso a través de las redes sociales para hacerlos callar.

  • No Presten Atención al Hombre Detrás de la Cortina

    Exponiendo y Desafiando a los Gobiernos que Recurren al Hackeo para Fines de Vigilancia