28 mayo 2002

CPJ PRESIONA A LAS AUTORIDADES PARA EXTENDER INVESTIGACIÓN DE HOMICIDIO


Los periodistas de Mozambique seguirán viviendo con miedo en tanto el asesinato del reportero de investigacion Carlos Cardoso siga sin resolver. Esta es la conclusion de un informe que presento el Committee to Protect Journalists (Comité para la Proteccion de los Periodistas, CPJ) la semana pasada, basado en entrevistas e investigaciones efectuadas durante una visita al país en julio pasado. Escrito por Yves Sokorobi, el informe insta al Gobierno a extender su investigacion del asesinato de Cardos en noviembre de 2000 y solicita una respuesta oficial de las autoridades.

Cardoso era un reportero de investigacion del diario "Metical", y denunciaba escándalos de corrupcion que implicaban a los niveles más altos del Gobierno del Frente de Liberacion de Mozambique (FRELIMO), dice el CPJ. El informe dice que todos los entrevistados en Maputo dicen que Cardoso fue muerto "porque era el único periodista que tenía los contactos, habilidades e inclinacion para enfrentarse a la elite gobernante con evidencia de su corrupcion".

"Ocho meses después del asesinato de Cardoso, los periodistas mozambiqueños tenían miedo de cubrir noticias delicadas, especialmente las que implican corrupcion", dice el informe. Este temor ha "abierto una grave brecha en el reportaje de investigacion en el país".

A pesar de los progresos iniciales en el caso, el Gobierno se ha estancado en su investigacion de la muerte de Cardoso. Aunque se han hecho seis arrestos, no se han fijado fechas de juicio y los únicos testigos policiales entrevistados en la escena del crimen desaparecieron, dice el CPJ. La organizacion dice que la policía no ha investigado la posibilidad de que Cardoso haya sido asesinado debido a sus actividades periodísticas.

Para leer el informe completo del CPJ, visite www.cpj.org.">http://www.cpj.org/Briefings/2002/moz_may02/moz_may02.html">www.cpj.org.