11 mayo 2005

PERSISTEN GRAVES INQUIETUDES DE DERECHOS HUMANOS, DICE ORGANISMO DE VIGILANCIA


El Gobierno tunecino no está emprendiendo acciones eficaces para detener los abusos contra los derechos humanos en el país, con lo que pone en duda su estado como anfitrión de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) en noviembre de 2005, dice el Grupo de Vigilancia de Túnez (TMG), una coalición de 13 miembros de IFEX que vigila las violaciones a la libre expresión en el país del norte de África.

Cuatro miembros del TMG - Índice de la Censura, la Asociación Internacional de Editores, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias y el World Press Freedom Committee (Comité Mundial por la Libertad de Prensa, WPFC) - visitaron Túnez del 5 al 8 de mayo para presentar a las organizaciones tunecinas la edición en árabe del informe del TMG sobre libertad de expresión.

"Tunisia: Freedom of Expression under Siege" (Túnez: libertad de expresión sitiada) expresa una grave inquietud por las violaciones a los derechos humanos en el país, que incluyen el uso de tortura por parte de los servicios de seguridad, encarcelamiento de personas que expresan sus opiniones, restricciones a la libertad de asociación, vigilancia policiaca de correos electrónicos y bloqueo de sitios web de noticias e información.

Aunque saluda el inicio de un diálogo constructivo con el Gobierno para apoyar el establecimiento de una libertad de expresión duradera en Túnez antes y después de la CMSI, el TMG dice que el Gobierno no ha actuado según las recomendaciones del informe.

"A menos que el Gobierno tunecino haga un avance sustantivo para garantizar los derechos de libre expresión en casa, seguirá habiendo preguntas en todo el mundo sobre si Túnez es la sede adecuada para la CMSI, dada la importancia de la libre expresión para los objetivos de la CMSI", dice el grupo.

Funcionarios tunecinos de alto rango afirman que una democracia joven y emergente como la suya necesita tiempo para introducir la gama completa de derechos humanos.

En las semanas recientes, periodistas independientes y usuarios de Internet han sido acosados y encarcelados por criticar al Gobierno por su expediente de derechos humanos. El presidente del Tunisian Journalists' Syndicate (Sindicato de Periodistas Tunecinos, SJT), Lotfi Hajji, ha sido interrogado por las autoridades varias veces debido a un informe del SJT que expresa preocupación acerca del estado de la libertad de prensa en el país, informa la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Las autoridades informaron a Hajji que el SJT no debería estar operando porque era una "organización ilegal", aunque la ley tunecina no requiere que los nuevos sindicatos se registren ante el Gobierno.

Mohammed Abbou, un respetado abogado, fue sentenciado a más de tres años de cárcel el 28 de abril, en parte debido a un artículo que escribió en agosto de 2004 para un sitio web (TunisNews.net) en el que comparó la tortura estadounidense en Irak con el tratamiento de los prisioneros en las cárceles tunecinas, informa Índice de la Censura. Abbou también había publicado un artículo en el mismo sitio web en febrero de 2005 que criticaba al presidente tunecino Zine el-Abidine Ben Ali por invitar al premier israelí Ariel Sharon a Túnez para la cumbre de la CMSI.

Los miembros del TMG están trabajando en acciones conjuntas para alertar a la comunidad internacional acerca de los casos de Hajji y Abbou.

Lea el informe del TMG, aquí.

Situar las cuestiones de libertad de expresión en perspectiva.

Suscríbase para recibir IFEX En contexto.

Otros artículos del Comunicado del 11 mayo 2005

Túnez

IFEX miembros trabajando en este país 1

 
Más sobre Túnez

At this point, would publish: "Home page"